Comparativa entre el nacionalismo vasco y Tabarnia.

Vamos a hacer una comparativa entre los símbolos del movimiento nacionalista vasco y del movimiento autonomista tabarnés:

 

El origen de los neologismos Euskadi y Tabarnia

El sentimiento identitario nacionalista en el País Vasco tuvo un único fundador original: Sabino Arana. En el caso de Tabarnia fue Daniel de la Fuente. Ambos partieron prácticamente de cero pero con objetivos muy diferentes.

El neologismo “Euzkadi” se lo sacó Sabino Arana de la manga en 1896 para designar un nuevo territorio vasco. El problema es que Sabino no empezó a aprender euskera hasta adulto y “Euzkadi” no es etimológicamente correcto ni tiene ningún significado. No en vano introdujo la “z” exclusivamente por motivos de “fantasía lingüística” como él mismo confesó. Con el tiempo se hizo un apaño y se cambió “Euzkadi” por “Euskadi” y contra todo pronóstico ha terminado siendo el término oficial para designar el País Vasco. ¿Por qué no podría llegar a ser también Tabarnia un término oficial?


Daniel de la Fuente ideó Tabarnia como último recurso para aislar a Barcelona y su área metropolitana de las consecuencias de una independencia de Cataluña. En ese sentido fue un visionario porque inventó Tabarnia en 2012 y la declaración unilateral no se produjo hasta el 27 de octubre de 2017. En un principio solo defendía la creación de una comunidad autónoma para Barcelona pero al darse cuenta de que sus argumentos también eran válidos para Tarragona y su área metropolitana decidió inventarse un nuevo término que englobara a ambos territorios.

La suma de Tarragona + Barcelona podría haber sido Tabarnona o Bartagona con sufijo -ona, como Tarragona, Barcelona o Gerona, pero prefirió que acabara en -ia porque es mucho más común en otras comunidades autónomas. Además se daba la feliz casualidad de que sonaba parecido a Narnia, lo que lo hacía más cachondo todavía.

 

Las banderas de Euskadi y Tabarnia

El autor de la palabra Euzkadi, Sabino Arana, también es el autor de la bandera de Euskadi, como Daniel de la Fuente autor de la palabra Tabarnia también es el autor de la bandera de Tabarnia

Sabino y su hermano inventaron la bandera de Euskadi en 1894, y el gobierno vasco la hizo oficial 42 años después, en 1936 (esperemos que en el caso de Tabarnia no pase tanto tiempo).
Daniel y su hermano inventaron el escudo de Tabarnia en 2017, aunque la bandera de Tabarnia sin escudo la inventó Daniel en solitario en 2012.

La bandera de Euskadi se inventó en el Café Iruña de Pamplona, y la bandera de Tabarnia se inventó en un piso de alquiler de 52 m2 de Nou Barris (Barcelona).

El President Boadella con bandera oficial de Tabarnia.El Presidente de Tabarnia, Albert Boadella, con la bandera y escudos oficiales de Tabarnia.

Sabino Arana inventó una palabra para definir la bandera vasca: la llamó “la ikurriña” (un neologismo procedente de ikur que significa símbolo en euskera). En el caso de Tabarnia Daniel de la Fuente ha propuesto llamar a la bandera de Tabarnia “la tabarnera“.

Sabino Arana se inspiró en la Union Jack (la bandera del Reino Unido) para crear la bandera de Euskadi, seguramente porque la pérfida Albión ha sido el tradicional enemigo de España, desde los tiempos en que los piratas ingleses asaltaban nuestros barcos que venían de América, la Armada Invencible o Blas de Lezo. En el caso de Tabarnia Daniel de la Fuente utilizó la misma técnica que usó cuando inventó el logotipo de Espanya i Catalans: unir dos banderas.

Bandera original de Tabarnia. La bandera de Tabarnia en una publicación de diciembre de 2013.

La bandera de Tabarnia ha tenido un éxito inmediato porque desde el primer momento resulta familiar. Respeta a partes iguales la bandera de Tarragona y la referencia a Barcelona representada por la cruz de San Jordi. No obstante en las últimas semanas hay quien ha pretendido sacar una nueva bandera de Tabarnia eliminando la referencia a Tarragona, quitándole dos de sus cuatro verados en ondas.

Muchos tarraconenses nos han escrito molestos por el desprecio a su ciudad, porque los cuatro palos de verados en ondas han sido una constante en la bandera y el escudo de Tarragona desde tiempos inmemoriales. Eliminar dos de los cuatro verados responde a un intento de diluir a Tarragona y dejar clara la supremacía de Barcelona, lo que choca frontalmente con el espíritu fundacional de Tabarnia.

Queremos que los tarraconenses se sientan a gusto dentro del proyecto de Tabarnia, y que la referencia a su ciudad siga siempre presente en nuestra bandera. Hay otros movimientos que abogan por una autonomía propia solo para Barcelona, pero ese no es nuestro caso.

Bandera y escudo oficiales de Tabarnia.

También hay quien pretende implantar un nuevo escudo de Tabarnia que haga un homenaje a Sabino Arana. En esta versión se eliminan las dos banderas tradicionales de San Jordi (que siempre ha tenido el escudo y la bandera de Barcelona) y se sustituyen por una gran cruz en el medio.

 

El origen de las identidades vasca y tabarnesa

Sabino era un patriota español que un buen día se hizo independentista (así por las buenas). De hecho no era un patriota cualquiera, era carlista, profundamente carlista, como su padre.


El carlismo, para quien no lo sepa, era (y es) un movimiento político contrario al liberalismo que se basaba en tres principios: la religión católica, la exaltación del patriotismo español y la defensa de una monarquía borbónica tradicionalista (de hecho en sus orígenes eran partidarios incluso de una monarquía absoluta). Su lema era “Dios, Patria y Rey”, y tuvo un éxito extraordinario principalmente (mira tú que casualidad) en los territorios que actualmente hay más separatistas: el País Vasco y Cataluña.

Resulta sorprendente, por no decir otra cosa más gruesa, que los mismos territorios donde hoy gana ERC (un partido separatista y republicano) en su día fueran los bastiones del carlismo ¡la de vueltas que da la historia!, esto nos demuestra que no hay ningún sentimiento identitario inamovible, por lo que no es descabellado pensar que Tabarnia tiene posibilidades reales de convertirse en una autonomía.

Basándose en la lengua vasca Sabino Arana se inventó de cero un sentimiento identitario vasco: un argumentario, un nombre, una bandera y unos límites geográficos. Exactamente lo mismo que ha hecho Daniel de la Fuente con Tabarnia. Ambos diseñaron los símbolos de sus respectivos territorios (nombre, bandera, escudo y límites geográficos) para que resultaran intencionadamente familiares desde el primer momento.

 

Diferencias entre el nacionalismo vasco y el movimiento autonomista tabarnés

Como comentábamos al principio, entre el nacionalismo vasco y el sentimiento tabarnés hay diferencias notables:

  • Mientras el primero tiene un origen eminentemente rural, el segundo es claramente urbano.
    De todas formas hay que hacer una aclaración: la palabra Tractoria no fue inventada por Daniel de la Fuente, y de hecho él lo desaprueba por considerarlo despectivo con el mundo rural.
  • Mientras el nacionalismo vasco pretende separarse de España, el sentimiento tabarnés ha nacido precisamente para apuntalar su españolidad.
  • Los nacionalistas vascos ponen el acento en todo lo que les diferencia del resto de España, mientras que los tabarneses celebran como propio tanto las tradiciones catalanas como las del resto de España. Un ejemplo de ello lo pudimos ver en la Feria de Abril de Barcelona (por cierto, en 2019 tendremos caseta propia).
  • El sentimiento tabarnés es solidario con el resto de España. El nacionalismo vasco pretende mantener y a ser posible ampliar los privilegios de su régimen foral.
  • Al contrario que el fundador de Tabarnia el fundador del nacionalismo vasco, Sabino Arana, era una persona profundamente racista, machista y xenófoba. Lo era tanto y tan abiertamente que incluso sus defensores más acérrimos no pueden negarlo, sobre todo porque lo dejó por escrito. Frecuentemente se le excusa aduciendo que “era lo normal en aquella época”.

Un ejemplo del machismo de Sabino Arana: –“La mujer, pues, es vana, es superficial, es egoísta, tiene en sumo grado todas las debilidades propias de la naturaleza humana: por eso fue ella la que primeramente cayó. Pero por eso precisamente de ser inferior en cabeza y en corazón…”


Un ejemplo de la xenofobia de Sabino Arana: –“El roce de nuestro pueblo con el español causa inmediata y necesariamente en nuestra raza ignorancia y extravío de inteligencia, debilidad y corrupción de corazon, apartamiento total, en una palabra, del fin de toda humana sociedad. Y muerto y descompuesto así el carácter moral de nuestro pueblo, ¿qué le importa ya de sus caracteres físicos y políticos?”

Y un mensaje que nos dejó Sabino Arana a todos los tabarneses y catalanes: -“Cataluña es española por su origen, por su naturaleza política, por su raza, por su lengua, por su carácter y por sus costumbres. Ustedes, los catalanes, saben perfectamente que Cataluña ha sido y es una región de España, una región con caracteres de nacionalidad. Maketania comprende a Cataluña; maketo es el mote con que aquí se conoce a todo español, sea catalán, castellano, gallego o andaluz.”-

Sin tratar de criminalizar a los nacionalismos vasco y catalán lo cierto es que en ambos hasta la Segunda Guerra Mundial se daban tintes abiertamente racistas en sus discursos.
En el caso del nacionalismo vasco, que es el que nos ocupa en este artículo, no podemos dejar de recordar las declaraciones de Xabier Arzalluz, el que fuera líder del PNV durante más de 20 años:
– “En Europa, étnicamente hablando, si hay una nación, ésa es Euskal Herria” (1993).
– “Yo no soy racista. Yo prefiero a un negro, negro, que hable euskara que a un blanco que lo ignore” (1994).
– “No estoy diciendo que los vascos tengan derecho a quién sabe qué supremacía. La cuestión de la sangre con el RH negativo confirma sólo que este pueblo antiguo (el vasco) tiene raíces propias, identificables desde la prehistoria” (2000).


También hemos tenido que escuchar comentarios con tufillo racista de dirigentes nacionalistas catalanes actuales.

  • El término que los nacionalistas vascos utilizan para denominarse a sí mismos es “abertzales” (otra palabra totalmente inventada por Sabino Arana) que significa en euskera “patriota”. Nosotros nos definimos simplemente como tabarneses y a nuestro movimiento como Tabarnença.

Antes de irnos lanzamos otra pregunta: Después de todo lo expuesto ¿quitará Ada Colau la calle que tiene Sabino Arana en Barcelona? Déjanos tu comentario.