Jaime Vizern López, presidente de D.U.E.

Puigdemont debe de sentirse esta semana un poco menos solo en sus largas vacaciones como prófugo de la justicia en Bélgica. Muchos catalanes estamos yendo a visitarlo.

Ayer dos miembros de una de las asociaciones afines a la Coordinadora por Tabarnia (a la que también Plataforma por Tabarnia formamos parte) se presentaron delante de la casa de Puigdemont en Waterloo disfrazados de guardias civiles.

Hoy ha sido el turno de Albert Boadella, que se ha presentado para tratar de negociar con el Puigdemont “al más bajo nivel”. Al grito de “¡Carlitos! ¡Carlitos! ¡No te escondas!” ha tratado de llamar su atención, pero no ha habido suerte.

El dramaturgo ha sido arropado en todo momento por otros miembros de la performance como Tomás Guash y Jaume Vives.



Puigdemont sigue creando problemas

El presidente del Parlament Roger Torrent, siempre al servicio de Puigdemont, llamó ayer a Inés Arrimadas y al resto al resto de portavoces de los grupos parlamentarios nada menos que a las 11:30 de la noche. Les anunció que trataría de investir hoy, a las 17.00h, al exconsejero Jordi Turull como presidente de la Generalitat con el apoyo de JxCat y ERC.

Inés Arrimadas como jefa de la oposición ha pedido que se reuna la Junta de Portavoces tal y como lo estipula el reglamento, y ha anunciado que ha pedido formalmente que se desconvoque la sesión de investidura. Lo curioso es que Torrent sí está disponible las 11:30 de la noche pero  no está disponible a las 12 de la mañana… un despropósito. No quiere cumplir con el reglamento y solo a última hora ha anunciado que no desconvocará. Un desafío al reglamento, a la justicia y al sentido común.

Urge crear la nueva comunidad autónoma de Tabarnia. La Generalitat no puede ni un minuto regir los destinos de los tabarneses.
VISCA TABÀRNIA!