El 4 de marzo pasa a la historia como el día que Tabarnia pasó de sueño a ser una realidad.

El 4M Tabarnia pasó de la imaginación a la más festiva realidad

Miles de personas. Miles de banderas de Tabarnia, de España, de caras pintadas. Miles de ciudadanos con ganas de dejarse ver.  En el Monumento a Rafael Casanova ya había marea humana y buen rollo desde mucho antes de las 11:30 oficiales de inicio de un día grande para Tabarnia, el 4M.

Nadie, pero nadie-nadie, se olvidó de las 5 cosas que no debes olvidar para disfrutar de una manifestación tabarnesa de pura cepa.

Buen humor, gente sonriente, ambiente de fiesta. Todo transcurrió como una normal manifestación, pacífica, de ciudadanos en libertad. Pero en realidad no fue normal, en muchos sentidos. Cambió reglas de juego.

Tabarnia lliure Manifestación 4M

En Tabarnia, las calles son de todos

Si algo demuestra este 4M es que llevábamos demasiados años viviendo en un entorno en el que parece que o eres indepe o eres apestado. Demasiado tiempo. Así que el sentimiento de liberación y de euforia desatada fue muy muy grande, de gente que por primera vez expresaba un sentimiento común que la presión del régimen amarillo no ha podido ahogar.

Personas que se sorprendían a si mismas paseando con una bandera de su país, saludando a sus policías, tomando el control de su capital durante unas horas.

Para algunos de nosotros es la culminación de un sueño

Más de 6 años cuidando que crezca una semilla plantada contra viento y marea. Contra todo pronóstico y apuesta. 6 años de escuchar burlas, de utilizar el sarcasmo, la ironía, pero también los datos, la historia, hacer pedagogía, concienciación y esfuerzo por hacer ver las cosas desde otro prisma diferente al rodillo del régimen amarillo de las sonrisas falsas.

Por nosotros, por vosotros, GRACIÈS TABÀRNIA, estamos aquí para quedarnos.

El tradicional baile de cifras

Cada cual cuenta como quiere, y los Tabarneses somos muy de hacer lo que nos dé la gana alegremente. Cuando nos juntamos somos muy movidos y claro, cuesta contarnos.

Las fuentes municipales, cojeando del pie que suelen, contaron 15.000 personas con los ojos cerrados.

Otros, algo más realistas, y los ojos abiertos estimaron en alrededor de unas 150.000 personas (cero más, cero menos, sí importa).

Nosotros sentimos tener al lado entre 3,5 y 4,5 millones de tabarneses, como poco.  Y si quieres hacerte una idea de cuántos éramos, echa un vistazo tú a los videos y juzga.

Vale contar con los dedos. Pulsa la foto: